Linsanity

Linsanity fue un breve periodo de tiempo en el que Jeremy Lin impresionó al mundo con lo que era capaz de hacer y se convirtió temporalmente en la cara de los Knicks de Nueva York.

Cada año, cientos de prospectos esperan ser seleccionados por un equipo, tan solo 60 de ellos logran ese sueño.

Sin embargo, hay jugadores que a pesar de no ser elegidos encuentran su camino a la liga.

En esta segunda entrega analizaremos a Jeremy Lin, 1 de 4 jugadores escogidos que superaron las expectativas que se tenían de ellos al no ser seleccionados en el draft.

Antes de la liga

Jeremy Lin siempre ha tenido que luchar por lo que ha logrado. A diferencia de otros jugadores, nunca fue alguien a quien se le prestara mucha atención.

Nadie le ofreció una beca para jugar a nivel colegial a pesar de ser uno de los mejores jugadores en California y sin embargo, logró jugar en un programa de primera división en la conferencia Ivy League, con la Universidad de Harvard.

Uno de los momentos más icónicos de su carrera colegial fue cuando anotó 30 puntos en contra de la Universidad Uconn guiada por Kemba Walker.

Su llegada a la liga

Tras 4 años jugando para Harvard Jeremy Lin no fue seleccionado en el Draft del 2010, por lo que nuevamente tuvo que empezar desde 0.

Firmó como agente libre con los Warriors de Golden State, convirtiéndose en el primer jugador de ascendencia Taiwanesa en jugar en la liga.

Tras un un mal inicio con el equipo fue enviado a la liga de desarrollo y eventualmente despedido.

Después de su despido firmó con los Rockets de Houston quienes lo cortaron antes de que pudiera jugar un partido con ellos, lo que lo llevó a los Knicks de Nueva York.

Los Knicks

Al llegar a Nueva York, Lin sabía que esta era probablemente su última oportunidad.

Con esta mentalidad, en un juego contra los Nets sorprendió a todos dando inicio a Linsanity, terminado el juego con 25 puntos y 7 asistencias, entonces su récord personal.

Su actuación lo llevó a ser titular en el siguiente partido por primera vez en su carrera, esta vez logró 28 puntos y 8 asistencias.

El momento más recordado de Linsanity fue cuando Kobe Bryant dijo que no sabía quien era Jeremy Lin y este respondió anotando 38 puntos contra los Lakers en el mejor juego de su carrera.

Ese fue el momento en que todos supieron quién es Jeremy Lin.

Sin embargo, a pesar de estar en la cima de la liga aunque fuera brevemente, al ser asiático fue victima de comentarios racistas, cosa que se especula fue un factor en las pocas oportunidades que había recibido al momento.

Carmelo Anthony, entonces estrella del equipo, dijo a la directiva que no quería jugar con Lin, quien en su ausencia por una lesión había tomado las riendas de la ofensiva.

Después de Nueva York

Después de dejar a los Knicks, jugó con 6 equipos diferentes en 8 temporada, sin embargo, en la mayoría de los casos se vio obligado a jugar en roles que no favorecían su juego, lo que describió como volver a iniciar.

Además de esto, ha sido victima de diferentes lesiones.

En 2019 llegó a los Raptors de Toronto, disputando 1 minuto en las finales de ese año y ganando un campeonato con el equipo.

A estas alturas, Linsanity había quedado muy atrás y en una entrevista el jugador se abrió y habló de las diferentes dificultades que había atravesado en su carrera, declarando que la NBA ya no estaba interesada en él.

Lin pasó la última temporada jugando en China, pero recientemente se rumoró que los Warriors de Golden State, su primer equipo en la NBA, están interesado en sus servicios.

Foto principal: Chris Trotman/Getty Images

Escrito por: José Antonio Solorio

Facebook: José Antonio Solorio

Twitter: @solo_periodismo

Instagram: @solo_periodismo

Por Jose Antonio Solorio González

Periodista tijuanense de 25 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.