Los Clippers eran representados por Blake Griffin

Los Clippers celebraron este año su 50 aniversario en la NBA. En este medio siglo de historia nunca han llegado a una final de conferencia, siendo el equipo con la sequía más larga de cualquier equipo profesional estadounidense.

Recientemente perdieron una semifinal de conferencia contra los Nuggets de Denver, tras ir a la cabeza de la serie 3 juegos a 1 por lo que continuamos nuestro recorrido por algunas de sus más notables decepciones en su historia enfocándonos esta vez en los últimos años de Lob City.

La esperanza que duró poco

Tras la salida del anterior dueño de la franquicia y con el declive de Kobe Bryant y los Lakers los Clippers parecían cada vez más el equipo de Los Ángeles.

En la temporada 2014-15 alcanzaron los playoffs por cuarta vez consecutiva, algo nunca antes logrado en la historia de la franquicia.

Durante la primera ronda incluso vencieron a los entonces campeones Spurs de San Antonio en 7 juegos y en semifinales lograron una ventaja 3-1 en contra de los Rockets de Houston. A pesar de esto sus rivales remontaron y Doc Rivers se convirtió en el único entrenador en dejar ir una ventaja tan grandes en dos ocasiones diferentes.

El siguiente año Blake Griffin lidió con algunas lesiones que evitaron que fuera seleccionado para un juego de estrellas por primera vez en su carrera; a pesar de esto el equipo fue representado por Chris Paul en el evento.

Al llegar a playoffs, las lesiones volvieron a ser un problema, en esta ocasión para ambas estrellas por lo que esta vez no pasaron de la primera ronda.

Ambos continuaron lidiando con lesiones la siguiente temporada, CP3 incluso terminó con su racha de 9 apariciones consecutivas en el juego de estrellas al que Griffin tampoco fue seleccionado, sin embargo esta vez DeAndre Jordan fue el que representó al equipo.

Al llegar a postemporada volvieron a ser eliminados en primera ronda.

El fin de Lob City

Antes de iniciar la próxima temporada Paul fue cambiado a los Rockets de Houston, poniendo fin a una de las duplas mas reconocibles de la época.

Blake Griffin, quien había sido la cara de la franquicia desde su año de novato, no terminó su ultima temporada en Los Ángeles ya que fue cambiado a los Pistons de Detroit.

Tras 6 apariciones consecutivas, el equipo quedó fuera de los playoffs en 2018 y antes de iniciar la siguiente temporada Jordan dejó LA para firmar con los Mavericks de Dallas terminado efectivamente este capitulo en la historia de los Clippers.

Tras haber perdido a sus estrellas, Doc Rivers logró llevar a un equipo sin figuras pero con jugadores bueno y prometedores a un octavo lugar en la tabla del Oeste en 2019, fueron eliminados en 6 juegos contra los entonces campeones Warriors de Golden State en la primera ronda.

Foto principal: Jeff Swinger-USA TODAY Sports

Escrito por: José Antonio Solorio

Facebook: José Antonio Solorio

Twitter: @solo_periodismo

Instagram: @solo_periodismo

Por Jose Antonio Solorio González

Periodista tijuanense de 25 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.