Vince Carter en el aire

Vince Carter jugó los primeros 6 años de su carrera con los Raptors de Toronto donde se convirtió en la primer cara en la historia de la franquicia.

El máximo agradecimiento que un equipo puede dar a un jugador es retirar su número. Es una manera de dar las gracias por sus contribuciones dentro de la cancha, asegurándose que ningún jugador del futuro vuelva a portar ese dorsal.

En esta sección se exploran a aquellos jugadores de diferentes equipos cuyo número no cuelga en el techo de las arenas de sus equipos pese a sus contribuciones.

En esta entrega hablaremos del 15 de Vince Carter con los Raptors de Toronto.

La primer cara del equipo

Tras ser drafteado con la quinta selección del draft de 1998 por los Warriors de Golden State, Carter fue intercambiado a los Raptors de Toronto, entonces una franquicia joven con 3 temporadas de existencia.

No tardó en volverse titular indiscutible en el equipo. Fue nombrado Novato del Año en 1999 y tras dos temporadas ya había sido convocado a su primer Juego de Estrellas, además de llevar a los Raptors a su primeros playoffs.

En 6 temporadas completas y una sin terminar con el equipo canadiense logró 5 apariciones como All-Star, 1 en el tercer equipo de la liga y otra en el segundo, pero su más memorable logro sin duda debe ser su primer lugar en el Slam Dunk del 2000.

A pesar de ser la primer estrella en la historia del equipo, la afición no lo perdonó por decidir irse tras sentir que la directiva no lo apoyaba lo suficiente.

Durante años los fans le hicieron saber su descontento hasta la vigésima temporada de los Raptors cuando le rindieron tributo a él y otros históricos.

No hay Raptor a la fecha que haya sido honrado con su número retirado, pero al ser la primer estrella en salir del equipo es apropiado que el 15 de Vince Carter sea el primero en colgarse desde el techo de su arena.

Foto principal: Sam Forencich/DIARIO AS

Escrito por: José Antonio Solorio

Facebook: José Antonio Solorio

Twitter: @solo_periodismo

Instagram: @solo_periodismo

Por Jose Antonio Solorio González

Periodista tijuanense de 25 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.